Tratamiento para el cáncer de próstata

//Tratamiento para el cáncer de próstata
Tratamiento para el cáncer de próstata 2015-07-03T13:47:20+00:00

Tratamiento para el cáncer de próstata

Obtención de una segunda opinión. Las decisiones acerca del tratamiento del cáncer de próstata comprenden muchos factores. Antes de tomar una decisión, el paciente querrá obtener una segunda opinión al pedir a otro médico que revise el diagnóstico y las opciones de tratamiento. Un retraso corto no reducirá la posibilidad de que el tratamiento tenga éxito. Algunas compañías de seguro requieren una segunda opinión; muchas otras cubrirán una segunda opinión si el paciente la solicita. Hay varias formas de encontrar a un médico que pueda dar una segunda opinión:
El médico del paciente puede recomendar a un especialista o a un equipo de especialistas para consultar. Los médicos que tratan el cáncer de próstata son los urólogos, oncólogos radioterapeutas y los oncólogos médicos. Puede ser beneficioso para los pacientes si hablan con un especialista en cada uno de estos campos. Tipos diferentes de especialistas pueden pensar en forma diferente acerca de cómo manejar el cáncer de próstata.

Para obtener los nombres de médicos, se puede acudir a la asociación médica local, a algún hospital cercano o a la escuela de medicina.
El Official ABMS Directory of Board Certified Medical Specialists tiene listas de médicos por nombre y especialidad y sus antecedentes educacionales. Este recurso, producido por el Consejo Estadounidense de Especialidades Médicas (ABMS), está a disposición en la mayoría de las bibliotecas públicas. El ABMS tiene también un servicio en línea que contiene las listas de muchos médicos certificados por el consejo (http://www.abms.org).
Preparación para el tratamiento. El médico desarrollará un plan de tratamiento que se acomode a las necesidades de cada paciente. El tratamiento para cáncer de próstata depende de la etapa o estadio de la enfermedad y del grado del tumor (el cual indica qué tan anormales se ven las células y la posibilidad de que crezcan o que se diseminen). Otros factores importantes al hacer el plan del tratamiento son la edad del hombre y su salud en general y lo que él siente con respecto a los tratamientos y a sus posibles efectos secundarios.

Muchos hombres con cáncer de próstata quieren saber lo más posible acerca de su enfermedad, sus opciones de tratamiento y los posibles efectos secundarios del tratamiento, para poder tener una parte activa en las decisiones acerca de su atención médica. El cáncer de próstata puede ser manejado en varias formas (con espera vigilante, cirugía, radioterapia y terapia hormonal). Si el médico recomienda la espera vigilante, la salud del paciente será observada de cerca y él recibirá tratamiento sólo si se presentan síntomas o si empeoran. Los pacientes que consideren la cirugía, la radioterapia o la terapia hormonal querrán consultar con médicos que se especializan en estos tipos de tratamiento.

El paciente y su médico querrán pensar tanto en los beneficios como en los efectos secundarios posibles de cada opción, especialmente los efectos sobre la actividad sexual y el orinar, y otras preocupaciones acerca de la calidad de vida. Los hombres con cáncer de próstata pueden encontrar información útil en las secciones “Métodos de tratamiento”, “Efectos secundarios del tratamiento” y “Apoyo para hombres con cáncer de próstata”. El paciente querrá también hablar con su médico acerca de participar en un estudio clínico de investigación que ayude a determinar el enfoque mejor o que estudie nuevas clases de tratamiento. La sección “La promesa de la investigación sobre el cáncer de próstata” tiene más información acerca de este tipo de estudios, llamados estudios clínicos.

Estas son algunas de las preguntas que un paciente podría querer preguntar al médico antes de que empiece el tratamiento.
¿Cuál es el estadio o etapa de la enfermedad?
¿Cuál es el grado de la enfermedad?
¿Cuáles son mis opciones de tratamiento? ¿Es la espera vigilante una buena opción para mí?
¿Están siendo estudiados nuevos tratamientos? ¿Sería apropiado para mí un estudio clínico?
¿Cuáles son los beneficios esperados de cada tipo de tratamiento?
¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios posibles de cada tratamiento? ¿En qué forma se pueden controlar los efectos secundarios?
¿Es posible que el tratamiento afecte mi vida sexual?
¿Tengo yo la posibilidad de tener problemas urinarios?
¿Tengo yo la posibilidad de tener problemas intestinales, como diarrea o sangrado en el recto?