Dispositivos de vacío

Dispositivos de vacío 2015-07-03T13:53:28+00:00

Dispositivos de vacío

Los dispositivos de vacío mecánicos causan erección creando un vacío parcial, que lleva sangre hacia el pene, hinchándolo y expandiéndolo. Los dispositivos tienen tres componentes: un cilindro plástico, en el que se coloca el pene; una bomba, que extrae aire fuera del cilindro y una banda elástica, que se coloca alrededor de la base del pene para mantener la erección después de retirarse el cilindro y durante la relación sexual evitando que la sangre fluya de vuelta al cuerpo.
Una variación del dispositivo de vacío involucra una vaina de goma semirígida que se coloca en el pene y permanece allí después que se logra la erección y durante la relación sexual.

Cirugía

La cirugía generalmente tiene una de tres metas:

  • implantar un dispositivo que puede causar que el pene se vuelva erecto
  • reconstruir las arterias para aumentar el flujo de sangre al pene
  • bloquear las venas que permiten que la sangre salga de los tejidos del pene

Los dispositivos implantados, conocidos como prótesis, pueden devolver la erección a muchos hombres con DE. Los problemas posibles con los implantes incluyen rotura mecánica e infección, aunque los problemas mecánicos han disminuido en años recientes debido a los avances tecnológicos.

Los implantes maleables generalmente consisten de un par de varillas, que se insertan quirúrgicamente en los cuerpos cavernosos. El usuario ajusta manualmente la posición del pene y por ende, las varillas. El ajuste no afecta el ancho o largo del pene.

Los implantes inflables consisten de un par de cilindros, que se insertan quirúrgicamente dentro del pene y pueden expandirse usando líquido a presión (ver la figura 3). Unos tubos conectan los cilindros a un depósito de líquido y a una bomba, también implantados quirúrgicamente. El paciente infla los cilindros apretando una bomba pequeña, ubicada bajo la piel en el escroto. Los implantes inflables pueden expandir algo el largo y el ancho del pene. También dejan al pene en un estado más natural cuando no está inflado.

La cirugía para reparar arterias puede reducir la DE causada por obstrucciones que bloquean el flujo sanguíneo. Los mejores candidatos para dicha cirugía son hombres jóvenes con un bloqueo discreto de una arteria debido a una lesión en la entrepierna o la fractura de la pelvis. El procedimiento es menos exitoso en hombres mayores con un bloqueo extendido.

La cirugía en las venas para permitir que la sangre deje el pene generalmente implica el procedimiento opuesto–bloqueo intencional. El bloqueo de las venas (ligadura) puede reducir la pérdida de sangre que disminuye la rigidez del pene durante la erección. Sin embargo, los expertos se han cuestionado acerca de la eficacia a largo plazo de este procedimiento, y rara vez se hace.